Un gato de 2000 años en Nazca

Ya sé, ya sé… me la volé con el título… pero arqueólogos del Plan de Gestión NazcaPalpa del Ministerio de Cultura de Perú anunciaron el descubrimiento de un geoglifo de 37 metros de largo en una de las laderas del Mirador Natural de la Pampa de Nazca.

La figura es de un felino y según las primeras estimaciones podría tener una antigüedad de entre 2200 y 2400 años.

“La figura mide 37 metros de largo, visto en forma horizontal y según sus rasgos estilísticos data de la época Paracas Tardío. Es decir, es anterior a las famosas figuras de la Pampa de Nazca, con una antigüedad de 100 a 200 años antes de nuestra era. Representaciones de felinos de este tipo son frecuentes en la iconografía de la cerámica y los textiles de la sociedad Paracas”, explicó el ministerio de cultura peruano.

De acuerdo a los investigadores, este gigantesco gato estaba a punto de desaparecer “debido a que se localiza en una ladera de pendiente bastante pronunciada y a los efectos de la erosión natural”. Luego de realizar una limpieza de la zona se encontraron sus trazos “bien definidos por una línea de ancho variable entre 30 y 40 cm.”

Las Líneas y Geoglifos de Nazca y Palpa son un conjunto de más de 800 líneas de decenas de metros de largo, unas 300 figuras geométricas y otras 70 con formas de animales, plantas y seres antropomorfos. Fueron dibujadas durante más de mil 500 años en los desiertos de Ica, por las civilizaciones preincas Nazca y Paracas. Desde 1994 se encuentran inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial.