Ladrones de llaves pueden hacer duplicados con el sonido que hacen al abrir

Investigadores descubrieron una vulnerabilidad en las llaves que usamos todos los días para abrir la puerta: los ladrones pueden hacer un duplicado y todo lo que necesitan es una grabación del sonido que estas hacen al abrir la cerradura.

La investigadora de sistemas ciberfísicos Soundarya Ramesh y su equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Singapur descubrieron lo necesario para copiar una llave: basta con obtener una grabación decente del sonido que esta produce al abrir una cerradura, software especializado, una impresora 3D y voilá.

Esta forma de ataque se conoce como SpiKey y funciona en cerraduras de tambor de pines, que son las que se abren con llaves que tienen un patrón único en la orilla y, básicamente, son las más comunes que existen: se usan para abrir todo tipo de puertas y candados. Aunque los cerrajeros deben usar una ganzúa para encontrar la combinación que abre una cerradura, en este caso todo lo que se necesita es una grabación del sonido de la cerradura al abrirse con la llave.Ladrones de llaves pueden hacer duplicados con el sonido que hacen al abrir

El equipo de Ramesh descubrió que es posible analizar los sonidos que produce la llave cuando está abriendo una cerradura a través de ingeniería inversa y, de esa forma, conocer la forma de la misma llave. Como señala Gizmodo, una cerradura de seis pines puede tener hasta 330 mil formas posibles, pero este método las reduce a tres. De ahí, los ladrones solo necesitan acceso a una impresora 3D y al software de SpiKey para hacer el duplicado.

Y aunque las probabilidades de que un ladrón de llaves se encuentre a la distancia necesaria para grabar los sonidos de tu cerradura son mínimas, sí hay formas de protegerse del ataque: de ahora en adelante, cuando uses una llave para abrir tu casa, puedes hacer movimientos erráticos y otros sonidos que despisten al software. Más vale prevenimss.

La investigación completa está aquí.