La polémica sobre la mega obra del Estadio Azteca

Sabemos que cuando Televisa toma un proyecto, puede que no vaya a ser algo bueno para la mayoría de las personas. Y hoy esta empresa dueña del Estadio Azteca planea un proyecto para construir todo un complejo inmobiliario en los alrededores del coloso.

La obra duraría 18 meses y pretende unir al Parque de Santa Úrsula con el estadio Azteca.

El Conjunto Estadio Azteca estará conformado por el Comercio Estadio, que se ubicará en Av. Estadio Azteca y contará con un edificio de cuatro niveles de doble altura para la zona comercial y siete niveles de estacionamiento.

También ahí estará el hotel, un edificio de siete niveles, distribuidos de la siguiente manera: en la planta baja se localiza un área comercial, lobby del hotel, de doble altura y un nivel de estacionamiento. El nivel 2 es para uso de estacionamiento. En los 5 niveles subsecuentes se desarrolla el hotel.

Mientras que el Centro Estadio, ubicado en Calzada de Tlalpan, será una continuación del centro comercial y ahí se edificará una construcción de tres niveles a doble altura y una planta libre donde se ubicarán las rampas de acceso vehicular al Conjunto Estadio Azteca. Contará con 5 niveles de estacionamiento. Hay que destacar que este proyecto se desarrollará en el lado poniente del donde se encuentra el Estadio Azteca.

Peeero, antes de que Televisa pueda iniciar esta obra se debe someter a un proceso de consulta vecinal, mecanismo que impuso la Ciudad de México a los desarrolladores de grandes construcciones. Adicional se realizaron talleres, reuniones y encuestas con los vecinos de la zona para conocer su opinión sobre el Conjunto Estadio Azteca. Todo concluyo el 24 de octubre y ahora es cuestión de esperar los resultados.

Si el proyecto Conjunto Estadio Azteca avanza en orden, se le podrá unir la belleza del Parque de Santa Úrsula con el espíritu pasional y ferviente del Estadio Azteca a través de un proyecto de usos mixtos en el que se desarrollarán un centro comercial y un hotel sobre dos predios.

MEJORAS EN MOVILIDAD

De acuerdo con la página del proyecto, este contará con características de accesibilidad universal, se ampliarán las avenidas principales para posibilitar el funcionamiento de carriles de bicicletas y transportes público, así como la construcción de espacios para el tránsito peatonal.

El plan contempla la construcción de 2.1 kilómetros de tramos de ciclovía en ambos sentidos sobre la Av. Antonio Delfín. Así como una de .5 kilómetros sobre la Av. del Imán.

Además, se considera que habrá tramo de 2.2 kilómetros de carril para transporte público compartido con ciclistas de ambos sentidos. Este partiría de la Calle Totonacas al Estadio Azteca.

De igual manera, se estima un carril de ciclistas de 1.4 kilometros desde la Calle Luis Murillo a la estación del Tren Ligero, Estadio Azteca.

TREN LIGERO

Para el Tren Ligero, se planea una ampliación del andén y un proyecto que propone ampliar las banquetas, camellones, rampas, señalizaciones y bolardos.

Asimismo, para agilizar los flujos dentro de las estaciones, se prevé liberar los espacios de los comercios semifijos.

De acuerdo con El Sol de México, estos serán los puntos en los que se plantean las intervenciones: en las inmediaciones de la estación Perisur del Metrobús, intersección de Avenida del Imán y Avenida Aztecas; en la intersección de Avenida del Imán y Boulevard Gran Sur; la intersección Avenida del Imán-Circuito Azteca con Calle Tierra-Calle Diamante; y la intersección en Calzada de Tlalpan-Avenida Renato Leduc con Calzada México Xochimilco con Avenida Acueducto.

LA POLÉMICA

Ante el anuncio del megaproyecto, vecinos de Tlalpan y Coyoacán manifestaron su inconformidad con el mismo, pues afirman que este tendrá un impacto negativo sobre la movilidad de los habitantes en veinte colonias.

En consecuencia, los vecinos optaron por convocar reuniones y movilizaciones sobre el Estadio Azteca.

Si un acuerdo es establecido, en catorce días se ajusta el proyecto, se valida y se concluye el trámite. Sin embargo si este no se logra, habrá otro plazo de quince días para reintentarlo.

El mayor foco es el desabasto de agua pero tal vez con los pozos que se creen podamos ayudar un poco a mermar este problema pues la gran polémica no debería estar en el megaconstrucción, debería estar en cómo almacenamos agua directamente en la ciudad y no extraer de otros lados. Para más información se pueden echar nuestro podcast donde abordamos el tema.