Google podría predecir sismos y tsunamis con cables submarinos

El señor Google tiene el mayor propietario de cables submarinos a nivel mundial, invirtió en 14 cables submarinos que recorren 112 mil kilómetros. Si bien son utilizados para proveer telecomunicaciones, también tienen otro uso que podría ayudar a salvar miles de vidas: predecir sismos con hasta cinco minutos de anticipación.

En un experimento, Google demostró que sus cables submarinos pueden servir como un sistema de alerta ante terremotos y tsunamis. Y aunque la fibra óptica ya se había utilizado con fines de detección, la mayoría de las técnicas funcionaban en un rango máximo de 100 kilómetros. Ahora, la compañía desarrolló una forma de aprovechar los cables que funciona en decenas de cientos de kilómetros.

“Los cables de fibra óptica conectan continentes lejanos a través del suelo marino, y mucho del tráfico internacional del internet viaja por esos cables”, escribieron Valey Kamalov y Mattia Cantono de Google Global Networking. “La red global de cables submarinos hace posible compartir, buscar, enviar y recibir información alrededor del mundo a la velocidad de la luz. Estos cables son construidos usando fibras ópticas que llevan datos y pulsos de luz que viajan a 204,190 kilómetros por segundo”.

Así, explican, no solo pueden detectar terremotos que provienen de las placas tectónicas, sino también los cambios de presión en el océano que pueden ayudar a predecir los tsunamis. Google no pretende remplazar a los sensores sísmicos que ya existen, pero sí complementar la información para tener alertas de terremotos y tsunamis con mayor anticipación.

“Estamos emocionados por el éxito temprano que hemos tenido para detectar eventos sísmicos con cables submarinos, lo que podría mejorar nuestra habilidad para observar la estructura de la Tierra y las dinámicas de los terremotos. Pero este es solo el comienzo”.