36 civilizaciones extraterrestres podrían habitar en la Vía Lácte

Científicos de la Universidad de Nottingham encontró que los seres humanos podríamos compartir nuestra galaxia, la Vía Láctea, con otras 36 civilizaciones extraterrestres.

Utilizaron la información que se tiene a la fecha sobre exoplanetas, sobre la formación de las estrellas y las que orbitan en nuestra galaxia. Con esto los investigadores calcularon que más de tres decenas de civilizaciones con vida inteligente habitarían nuestro rincón en el universo.

La importancia de la ecuación de Drake

Este nuevo estudio no habría sido posible sin la aplicación de la ecuación de Drake, un algoritmo matemático diseñado en la década de los 60 por el astrónomo Frank Drake para determinar las probabilidades de que exista vida inteligente en el espacio exterior. Aunque todavía desconocemos por completo si existe o no, esta ecuación reúne todos los factores necesarios para acercarnos a una respuesta, al menos desde el punto de vista de la probabilidad.

La ecuación de Drake toma en cuenta factores como la cantidad de estrellas que se forman en promedio en la Vía Láctea cada año, la porción de esas estrellas que tienen planetas orbitando en torno a ellas, la fracción de esos planetas que desarrollan ecosistemas y la pequeñísima parte que podría albergar vida. Además se añade la fracción más pequeña de planetas que además de desarrollar otros tipo de vida pueda contener vida inteligente. Por último se calcula la porción de estos que podrían haber dado origen a una civilización capaz de desarrollar la tecnología necesaria para tener comunicaciones detectables desde el espacio exterior. El último factor que entra en juego en la ecuación de Drake es el tiempo de vida de estas civilizaciones. Está de más decir que por ahora los seres humanos somos los únicos que caben dentro de esta categoría, ya que desde hace varias décadas hemos enviamos ondas de radio y sondas a las profundidades del universo.

La respuesta de los investigadores

Resolver la ecuación de Drake es casi imposible porque prácticamente desconocemos todos los valores específicos que tendrían las variables. Sin embargo eso no quiere decir que no tengamos nada de información.

Usando lo que actualmente sabemos sobre la formación de estrellas en la Vía Láctea, sobre las diferentes estrellas de la galaxia y sobre los exoplanetas, el equipo de investigadores de la Universidad de Nottingham ofrecieron una nueva respuesta a la famosa ecuación de Drake.

Los investigadores calcularon la distribución de las estrellas en la Vía Láctea, buscando aquellas que tuvieran una edad similar a nuestro Sistema Solar, es decir, al rededor de 4.5 mil millones de años. Durante este proceso descubrieron que 97% de las estrellas de la galaxia tienen más de 5 mil millones de años. Esta cantidad fue sometida a otro cálculo para descubrir la porción de estas estrellas que eran lo suficientemente estables para tener sistemas planetarios, y resultó que un tercio de las estrellas de más de 5 mil millones de años podrían tener sistemas planetarios relativamente complejos. Posteriormente, usando la información disponible sobre la distribución de los exoplanetas, los investigadores calcularon la cantidad de planetas rocosos que se ubicaban en la zona habitable dentro de la órbita de esas estrellas, además de la presencia de metales y recursos necesarios para construir la tecnología necesaria para comunicarse con otras civilizaciones. Finalmente pusieron un promedio de 100 años para la duración de las civilizaciones que podrían habitar estos planetas.

36 vecinos cercanos…

Este complejo cálculo arrojó que al menos 36 civilizaciones extraterrestres habitan la Vía Láctea. Esto con varias reservas y asunciones por supuesto. Una de ellas es que la vida en esos planetas haya tenido una evolución similar a la que sucedió en el Planeta Tierra, conduciendo en algún punto a la existencia de vida inteligente. Además hay una gran incertidumbre en la aplicación de la ecuación de Drake con un mínimo de 4 civilizaciones inteligentes y un máximo de 211. Si todas ellas estuvieran distribuidas de manera uniformen en la Vía Láctea, la más cercana se encontraría a 17,000 años luz del Sistema Solar.

Otro cálculo nada alentador es que esas hipotéticas civilizaciones extraterrestres deberían emitir intentos por comunicarse con nosotros durante 3,060 años para ponerse en contacto con nosotros. Considerando que esas civilizaciones puedan sobrevivir durante más de tres milenios sin aniquilarse (caso que parece utópico considerando la historia humana), no nos pondremos en contacto nada pronto.