¿Tenias bigote? pues vas a regresar sin el, al trabajo…

La economía debe reactivarse ASAP, así que la Secretaría de Economía dio a conocer los “Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral” que las empresas deberán cumplir para la llamada “nueva normalidad”.

Entre la larga lista de reglas sanitarias que deben seguir las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas para reiniciar actividades sin comprometer la salud de los trabajadores se encuentran evitar el uso de:

  • Joyería
  • Corbatas
  • Barba
  • Bigote

También prohíbe la “Discriminación para las personas que hayan tenido COVID-19 o hayan convivido con algún familiar que lo tenga o haya tenido.”

Los lineamientos solicitan que las empresas cuenten con “protocolos de acceso con filtro sanitario que incluya tomar la temperatura corporal de los trabajadores durante el ingreso y egreso de la empresa” y en caso de no ser posible, “determinar la temperatura corporal al egreso de las instalaciones antes de que los colaboradores concluyan su turno”. También tiene reglas para la llegada de proovedores y visitas.

Se le proporciona al trabajador el equipo de protección personal acorde al tipo de factor de riesgo de exposición al que se encuentra expuesto durante su jornada laboral, se le proporciona cubrebocas, protección ocular y facial y se seguirá manteniendo la Sana Distancia.

Las personas que, por sus condiciones de salud, edad, gestación o lactancia, podrán realizar Home office y de no ser posible hacerlo, contar con escalonamientos de horarios de ingreso, modificación de turnos, horarios flexibles u otra acción que evite grandes concentraciones de trabajadores en las instalaciones en determinados horarios y espacios de trabajo.

La Secretaría de Economía también prohibió los eventos sociales y pedirá a las empresas que se “de limpieza y desinfección diaria de áreas, superficies y objetos de contacto y de uso común” pero sobre todo generar programas salud física y mental para los trabajadores, referente a los cuidados de COVID-19.

El Seguro Social será el encargado de evaluar si la empresa cumple o no con el Protocolo de Seguridad Sanitaria, si la firma se apegó a cabalidad con el protocolo podrá iniciar operaciones; se le puede pedir información adicional para seguir la evaluación o denegar el permiso para reiniciar actividades.

El documento completo está en línea y puede ser consultado en este enlace.