¿Su corgi se sienta en su pie? el Query siempre 🦊

Ahora con él bendito, hermoso y privilegiado teletrabajo o home office existen varios momentos en los que puedo dejar el escritorio e ir al sillón a continuar trabajando de una manera más comoda. Pero curiosamente cuando estoy ahí Query llega y siempre se recuesta en mi pie.

Para mi es algo muy gracioso pues cuando estoy en el escritorio no lo hace, pero me empece a preguntar si esto era normal o era algo solo de él y encontré varios datos interesantes.

En primer lugar, debemos resaltar que no existe una única razón que explique por qué un perro se sienta o se acuesta sobre los pies o encima de sus tutores. El comportamiento y el lenguaje corporal de los perros son complejos y variados, por lo que una conducta puede tener diferentes causas y significados, dependiendo del contexto en el que se desarrolla y del individuo que lo lleva a cabo.

No todo es una demostración de dominancia en los perros

Hay muchos falsos mitos, algo que todes deberíamos hacer al tener un perro es estudiar, aprender y re aprender. No dejarnos llevar por lo que la gente dice. Esto en conjunto con nuestro instinto y el entendimiento de nuestro compa (el perro) lograremos dar un contexto adecuado. Muchos dicen que este comportamiento es una demostración de dominancia. Pero la dominancia es intraespecífica, es decir que se da única y exclusivamente entre individuos de la misma especie. Por ello, pensar la relación entre un tutor y su perro en términos de dominancia no tiene sentido.

¿Por qué mi perro se sienta o se acuesta encima mío?

Ahora ya sabes que esta conducta puede tener varios contextos, significados y que en ningún caso está relacionada con los errores de la teoría de la dominancia. Entonces, ¿por qué mi perro se sienta en mi pie? Existen 5 causas principales:

  • Para disfrutar de tu compañía: no se puede negar que los perros son compañeros extraordinarios, siempre dispuestos a acompañarnos en nuestros mejores momentos y consolarnos en las fases más difíciles. Uno de los motivos porque tu perro se sienta sobre tus pies es para estar junto a ti y expresar su afecto. Con Query he desarrollado ese co-respeto en el que cada uno sabe los momentos en los que es momento de juego, de acompañamiento o en el que estoy trabajando. Por ello solo va y hace eso cuando estoy en un mood tranqui de trabajo. Si bien, me muevo de mi área de trabajo, no dejo de trabajar pero ya sabe que en ese momento podrá estar ahí conmigo acompañándome
  • Porque busca calor y confort: en sus primeras semanas de vida, es muy común que los cachorros duerman bien pegados e incluso uno encima del otro para conservar calor y combatir el frío. Esto es raro en Query, ya cuando lo hace es que hace un frío canijo y la verdad que se agradece por que así ambos perdemos el frío
  • Para expresar su apoyo hacia ti: los perros perciben fácilmente los cambios en nuestro estado de ánimo, son capaces de interpretar nuestras posturas, expresiones faciales, gestos y actitudes, ya que utilizan mayormente el lenguaje corporal para comunicarse. Aunque no digas una sola palabra a tu perro, él sabrá cuando te sientes triste o atraviesas un momento difícil en tu vida, por lo que puede apoyarse en ti o acostarse cerca de ti para comunicarte su apoyo y fidelidad, «en las buenas y en las malas»
  • Para comunicar a los demás que eres su tutor: las glándulas anales contienen feromonas que son una especie de «identidad química», es decir, concentran unas sustancias que «informan» acerca de las principales características que identifican a cada individuo. Cuando un can huele el culo de otro, puede obtener informaciones sobre su sexo, edad, estado de salud, tipo de nutrición, etc. Cuando tu perro sienta sobre tus pies o encima de ti deja su «olor característico» en ti. De esta manera, puede comunicar a los demás perros que eres su tutor
  • Porque necesita llamar tu atención: si pasas muchas horas fuera de casa o estás muy ocupado para dedicar un tiempo especial a tu peludo, es posible que se siente encima de ti o sobre tus pies para llamar tu atención, ya sea porque tiene hambre, quiere pasear, desea obtener algo o simplemente para hacerte recordar que es hora de compartir un buen rato juntos.

Por lo tanto, identificamos que sentarse en los pies o encima de su tutor no es un comportamiento negativo o peligroso. Lógicamente, es importante observar si esta conducta viene acompañada de otras que demuestren posesividad o hiperapego, ya que estos pueden convertirse en serios problemas de comportamiento que perjudican la convivencia y la vida social del perro y de su tutor.