Cerrando y abriendo ciclos

Era muy feliz como nunca, sabía lo que quería, como lograrlo y con quién. Pero como en toda historía hace varios meses todo fue cambiando…

En mi vida estaba una persona increíble, guapa e inteligente, con quién podía tener grandes pláticas. También había 4 perrijos a los que les dedicaba todo. Era genial. Pero, yo siempre he tenido el problema de aburrirme de las rutinas, de no querer vivir en una zona de confort y buscar mejorar todo el tiempo.

Yo quería más, creo que ella también, según yo ambos lográbamos más cada día y estábamos haciendo juntos un cambio no solo para nosotros o los perrijos, también involucrábamos a la sociedad. Pero en un momento empece a sentir que ella tenia duda de nosotros, quise platicar pero no llegábamos a ningún acuerdo, todo terminaba en que yo simplemente tenía una visión sesgada por el machismo… empezó a evadir todo y tal vez en el momento que debí insistir más… murieron mis peces…

Toda una vida con ellos, a la par… mis orquídeas se empezaron a marchitar, mis amigos tenían problemas y en el trabajo empece a sentir que había llegado a lo máximo que ahí podría llegar en ese momento. Entre en depresión, me volví un automata… solo me enfoque en dar resultados pero empece a perder el sentido de vivir.

Y llegó el golpe final, un día ella llegó muy tarde. Fue excesivamente claro que estuvo con alguien y siempre ha sido muy mala para mentir… no dije nada…

En esos días ya no sabía nada de nada, mi vida no tenía ningún sentido. Aborde el tema y ella simplemente dijo que no había pasado nada; Pero tampoco pudo decir que sí había pasado esa noche. No sabía qué hacer, así que intentaba llevar la fiesta en paz. Pero obviamente llegó el momento que el cuerpo no podía, mi alma no podía, ya no podía nada.

Salí a caminar con Query, teníamos un lugar secreto en el que jugábamos cada semana, era nuestro lugar seguro. Era una mañana muy fría y empezaba a llover… ese día supe que lo iba a perder y sé que él también lo sabía. Llore sin parar. Pero debía tomar una decisión. Amo con todo mi ser a Query, pero fue un corgi de compromiso… no era mío… era de ella.

Ya no era feliz, necesitaba darle un giro a todo y entonces todo se empezó a acomodar, primero me empezaron a llegar nuevas ofertas laborales, empece a ir a terapia, mis amigos se liberaron de sus problemas, etc. Me empece a sentir bien de nuevo, yo la seguía amando y aunque cada día estábamos más alejados podíamos seguir platicando tan profundo como lo hacíamos. Ahí fue cuando empece a leer mucho sobre el poliamor, la realidad es que el sexo entre nosotros era bueno pero para mí no era suficiente y eso era parte de nuestro problemas. Creí que podíamos llevar la relación a un escenario «moderno»… pero cuando lo iba a plantear… llegó con flores… y nuevamente evadió todo…

Así estuvimos un par de meses, ya no habían platicas profundas, ella ya no veía a los perrijos y empece a entender que debía separarme, pues una persona mentirosa que no afronta sus decisiones no es algo que quisiese en mi vida.

Y así fue, reuní las pruebas necesarias que pidió la abogada, avise en el trabajo y me despedí de los perrijos. Ella dijo que tenía un viaje de trabajo, ya sabía que esos viajes de trabajo era ir a ver su jefe y quedarse con el, le ayude a bajar su maleta y esperar el uber… nuevamente pregunte, con la esperanza de que detuviese todo, con la esperanza de que pudiésemos hablar… pero nuevamente evadió el tema, prefirió platicar sobre las ardillas que andaban muy locas esa tarde y se fue. Su mente ya estaba en otro lugar y su realidad era otra a la mía.

Hable con la abogada, me dijo lo que iba a pasar… no le creí nada… pero procedí… por un whatsapp pedí que se llevará sus cosas y todo lo que sigue para mí fue terrible.

Me dijeron que vería a la peor versión de una persona, con ambición por cosas y ganas de matarme, un ser de obscuridad y sed de sangre… yo no lo creía… después de ese mensaje, regreso. Platicamos un poco, pensé que se habían equivocado…

46h después llegó con su familia, un par de abogados que pensé era mis amigos y su tía que siempre ha sido una terrible persona. Ya sabia que hacer y lo hice, simplemente entregue lo que yo considere debía entregar… y ahí fue la última vez que la vi.

No dormí varios días, estuve muy mal, extrañando lo que me hacía mal… pero… ya no me sentía solo. Y de ahí pues voy mejor cada día, aunque extrañe a Query y este espacio ya no tenga más contenido de él. Cerré un ciclo y abrí otro momento en mi vida.