Sobre «bitcoinizar» a El Salvador

El bitcoin en El Salvador ha sido adoptado como una “legal tender” (moneda de curso legal). Es de los primeros países del mundo que da el paso para fomentar el uso de las criptomonedas. Tal vez algunas economías latinoamericanas podrían extraer algunas lecciones y aprendizaje de este caso en particular.

Las remesas de salvadoreños representan prácticamente una quinta parte de la economía de su país. Ahora mediante billeteras digitales como Strike, los salvadoreños migrantes, podrían disminuir el uso de plataformas tradicionales como Western Union y Moneygram; y hasta economizarse diferentes tipos de cargos financieros tradicionales, en el proceso de enviar dinero periódicamente a sus familias en su país de origen.

La alta volatilidad de esta criptomoneda podría ser un punto en contra a la hora de utilizar este activo financiero. Con un simple tuit de algún magnate de los negocios, o con algún comentario de algún influencer digital, se puede aumentar o disminuir el valor de la criptomoneda en miles de dólares en cuestión de horas.

Bitcoin en El Salvador, un tema de volatilidad

Datos curiosos sobre la volatilidad del mercado de criptomonedas: Para el 14 de abril de 2021 el precio de 1 Bitcoin con respecto al dólar era de $64,600, pero a mediados de junio, 1 Bitcoin vale $40,000. En los últimos meses, Bitcoin ha corregido fuertemente y esto ha generado mucho pánico en el mercado. Bitcoin llegó a caer un 53% desde sus máximos históricos en cuestión de días. Algunos le lanzan la culpa a Elon Musk, otros a que es una burbuja a punto de explotar y otros lo ven como una corrección sana dentro del mercado financiero.

Al hablar del bitcoin en El Salvador, es importante resaltar que más de la mitad de los habitantes del país no están bancarizados y ahora mediante un par de Apps, la población fácilmente podrá realizar transferencias de criptomonedas sin tanto trámite y complicaciones bancarias.

Por supuesto, que el reto ahora, es el de educar a la población en el uso de estas nuevas tecnologías (criptomonedas, claves de seguridad, billeteras digitales, etc).

Adicional a todo esto, El Salvador también ha dado la noticia de su intención sobre minar bitcoins. Esto es la atracción de nuevos inversionistas y generación de empleos. Un gran paso para impulsar una nueva industria (Fintech) relacionada con la tecnología disruptiva de Blockchain.

Definitivamente, el presidente Bukele ha abierto las puertas a un mercado que recién empieza a crecer globalmente.

Los riesgos

Algunos economistas podrían decir que esto de “bitcoinizar” una economía es malo para la estabilidad del país, debido a temas como: su falta de regulación, manipulación, estafas, consecuencias ambientales, riesgos fiscales, sanciones económicas para el país, desordenes monetarios, por mencionar algunas.

Lo que sí está claro, es que este tema es relativamente nuevo, no hay verdaderos expertos al día de hoy y sobran opiniones. No nos queda nada más que esperar y ver cómo continúa esta historia que, de momento, genera altas expectativas. No está de más recalcar que el bitcoin en El Salvador es una gran oportunidad, que contiene riesgos y volatilidad. Un activo financiero adicional que incorpora tecnología y es el abanderado del establecimiento de un nuevo sistema financiero.

El Salvador aprovecha caída masiva en valor de criptomonedas y compra más bitcoins

El mercado de las criptomonedas registró pérdidas asombrosas el martes cuando una ola de ventas golpeó los precios de casi todas las monedas, deshaciendo las ganancias valoradas por una manía comercial minorista. El valor de las criptomonedas del mundo se desplomó a un mínimo de alrededor de 1.9 billones de dólares a las 11:15 a.m.EDT del martes, casi un 15% menos que 24 horas antes y reflejando una pérdida de más de 410 mil millones de dólares, según el sitio web de criptodatos CoinMarketCap.

Frente a las pérdidas de valor de mercado, el precio de bitcoin bajó un 10% a menos de 44,000 dólares, el precio más bajo en casi tres semanas, antes de reducir rápidamente algunas de las pérdidas y establecerse en aproximadamente 46,810 dólares a las 11:50 a.m. EDT, todavía un 9% más bajo que un día antes.

Mientras tanto, el ether, la moneda binance y el ada de Cardano cayeron entre un 13% y un 18% cada uno, mientras que Solana fue el único token que registró un aumento en el valor, subiendo un 8% después de un impresionante aumento de casi 36% durante la semana pasada.

En medio de la crisis repentina, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció que el país aprovechó la caída de los precios para comprar 150 bitcoins adicionales, lo que elevó sus tenencias a 550 monedas en total, por un valor de alrededor de 25 millones de dólares.

El sentimiento comenzó a recibir un golpe el martes temprano cuando la billetera de El Salvador experimentó dificultades técnicas pocas horas después de su debut, lo que obligó al presidente Bukele a anunciar que se desconectaría temporalmente.

Luego, el aumento del volumen de operaciones alimentó la especulación sobre las instituciones que vendían grandes participaciones e incluso provocó breves interrupciones y retrasos comerciales en muchos de los intercambios de criptomonedas más grandes del mundo, incluidos Coinbase, Kraken y Gemini.

ANTECEDENTES CLAVE

La fuerte liquidación se produjo menos de un día después de que los analistas de JPMorgan advirtieran en una nota a los clientes que la recuperación reciente de altcoins, o alternativas de criptomonedas a bitcoin y ether, reflejaba “la manía de los inversores minoristas y la espuma del mercado”, en lugar de ganancias sostenibles para el mercado.

“El repunte de agosto en tokens no fungibles y el repunte de la actividad financiera descentralizada han ayudado no solo a ethereum, sino también a las criptomonedas alternativas que facilitan o planean facilitar contratos inteligentes, como Solana, Binance Coin y Cardano”, dijo el director gerente de JPMorgan, Nikolaos Panigirtzoglou y agregó: “La fase anterior de la manía de los inversores minoristas por los mercados de criptomonedas fue entre principios de enero y mediados de mayo … y los inversores minoristas están haciendo que los mercados de criptomonedas parezcan espumosos nuevamente”.

Después de los episodios de manía por la inversión minorista en enero y mayo, los mercados de criptomonedas cayeron alrededor del 13% y 50%, respectivamente.

EN TANGENTE

El Salvador hizo historia el martes al convertirse en el primer gobierno soberano en usar bitcoin como moneda de curso legal, despejando el camino para que los residentes paguen impuestos y otras deudas con la criptomoneda, y permitiendo que cientos de miles de empresas en todo el país la acepten como pago.

Además de su juerga de compra de bitcoins, el país centroamericano ya marcó la ocasión con el lanzamiento de cientos de cajeros automáticos de bitcoins y el debut de una nueva billetera de criptomonedas, Chivo, impulsada en parte por la firma de billeteras digitales con sede en California BitGo. Antes del bullicioso evento, el multimillonario alcista de bitcoins Michael Saylor, director ejecutivo de la firma de análisis de negocios MicroStrategy, se unió a los inversores minoristas en Twitter y los alentó a comprar 30 dólares en bitcoins para mostrar su apoyo a la hazaña histórica de El Salvador.

CITA CLAVE

“Bitcoin cayó frente a una reacción de ‘comprar antes del gran evento’ debido al momento histórico de El Salvador aceptando la criptomoneda”, dijo Ed Moya, analista senior de mercado de Oanda, en un correo electrónico el martes, y agregó: “La base de Bitcoin permanece intacta, a medida que los precios allanan un nuevo rango comercial entre los niveles de 46 000 y 53 000 dólares”.