Lecciones de vida que Gokū chiquito nos enseñó

Antes de los Sayayin, los dioses de la destrucción y los viajes en el tiempo y universos, Dragon Ball era solo la historia de un niño llamado Goku que tenía una cola y era huerfano.

Un día se encuentra a una joven mujer de cabello azul quien lo invita a buscar las míticas esferas del Dragón. A partir de ahí el mundo del anime no sería igual. Tampoco lo serían muchas de las infancias de todo el mundo. Goku niño (a partir de ahora nos referiremos a él como “Goku chiquito“) brillaba por su inocencia y valentía ante los retos de la vida. A lo largo de toda esta saga lo vimos crecer y enfrentarse a todo lo que la vida real le tiene guardado a cualquier persona: pérdidas, alegrías y batallas.

De todos esos capítulos nosotros rescatamos 6 enseñanzas que nos dio Goku chiquito que quizá nosotros ya olvidamos en nuestro propio camino hacía lo que sea que signfique la maduración y ser adulto.

El mejor entrenamiento

El entrenamiento de Goku y Roshi

Goku es el discípulo por excelencia del Maestro Roshi y por eso conocimos el secreto del entrenamiento del anciano para ser el más fuerte. ¿Recuerdas cómo decía?

“Hay que trabajar, hay que aprender, hay que comer, hay que descansar… y también hay que jugar”.

Llorar está bien

goku llora al ver a su abuelito. HD

Hay momentos donde la dicha te supera y donde la tristeza te carcome. Goku pasó por ambas situaciones y nunca se contuvo para llorar. Vio a su abuelito de nuevo y también le lloró a sus amigos muertos en cada ocasión.

Hay amigos en todos lados, si te das la oportunidad

Goku y su amigo Octavio, el androide

Goku chiquito vivió muchas aventuras y no lo hizo solo. A donde quiera que iba hacía un amigo. ¿Sabes cómo le hacía? Asumía que todos eran cercanos a él incluso antes de conocerlos, sin reservas, sonriéndoles primero. Sin esperar nada a cambio. El mundo se hizo amigo de Goku.

Hoy se nos dice que los verdaderos amigos se cuentan con una mano ¿Por qué? Quiza es porque no les damos la oportunidad a más personas de acercarse.

Los maestros están en todos lados

Goku y el maestro Karin

Los maestros vienen en distintas presentaciones y de manera inesperada. Goku conoció a muchos durante su crecimento y todos eran distintos entre sí. Su abuelito Gohan, Roshi, Karin, Mr. Popo, Picoro Jr y finalmente Kamisama fueron algunos de los responsables de su formación. Todos dispuestos a enseñar a quien tuviera muchas ganas de aprender.

Hoy dicilmente tenemos maestros en la vida. ¿Será que nadie nos quiere enseñar, o simplemente no pedimos ayuda?

Diviértete haciendo las cosas del día a día

Goku bailando con Jackie Chun

Algo que perdió la serie en mayor medida a lo largo del tiempo fue su sentido del humor. Dragon Ball eran risas aseguradas y todo gracias a que Goku se divertia mientra exploraba el mundo. Incluso cuando todo fueron peleas, nuestro héroe seguía riéndose en batalla (excepto donde aparecía el villano principal, el cual casi siempre mataba a alguien).

Quizá hoy nos tomemos en serio muchas cosas de manera innecesaria. No olvides divertirte en tu día a día.

Este mundo es una gran Isla del Tesoro

Dragon Ball Opening

No sé por qué muchos de nosotros olvidamos por completo lo que decía la canción de inicio de Dragon Ball: La fantástica aventura va a empezar, este mundo es una gran isla del tesoro…

El mundo de Goku no era explicitamente sorprendente, lo emocionante vino de una búsqueda que emprendieron los protagonistas. Quizá no sean buenos tiempos para todos, pero la gran isla del tesoro no aparecerá si no damos el primer paso, así como Goku lo hizo.