Una mejor inversión que el oro

El ‘oro líquido’ mejor conocido como whisky escocés single malt—agua, cebada malteada y levadura—de colección, es uno de los productos más codiciados de los últimos años al momento de invertir y vender.

En 2019 se vendieron 143,895 botellas, un 33.37% más vs 2018, con un valor de poco más de 73 millones de dólares, de acuerdo con el índice de la consultora Rare Whisky 10.

¿Por qué se vende tanto?

Es algo que viene creciendo a nivel global. Pues, es como si fuera una obra de arte con la diferencia de que el whisky está hecho para tomar. El tema de las escasez y la rareza hace que estas piezas o botellas se vuelvan muy codiciadas y que suban de valor dentro del mercado secundario, es decir entre coleccionistas.

El récord hasta ahora es una botella de Macallan Fine and Rare de 1926, de 60 años, la cual se vendió a principios de los dosmiles en poco menos de 20,000 dólares y finalmente se subastó por 1.9 millones de dólares en una venta en vivo de Sotheby en Londres en octubre pasado. Lo que antes representaba el precio de un coche de lujo y que ahora corresponde al de una mansión.

Entre diciembre de 2014 y junio de 2019, el índice de Rare Whisky 101, que rastrea las 1,000 botellas de whisky raro con mejor rendimiento, aumentó en 162.22%, superando al Liv-Ex Fine Wine 1000 (39.58%), a el FTSE 100, el índice bursátil de referencia de la Bolsa de Valores de Londres (13.09%) ,el Crudo Brent (11.09%) y al Oro (19.16%).

Uno de los inversionistas de este sector es Single Malt Fund, quien al igual que otros, invierte en la industria del whisky y cotiza en la bolsa de valores con la diferencia de que se trata de el primer fondo que cotiza en la bolsa y que invierte en botellas ​físicas ​de whisky. Christian Svantesson, el CEO del fondo declaró que, “en lugar de oro, compramos oro líquido”.

¿Cómo avanza el mercado en México?

En México este tema comienza a tomar relevancia entre empresarios –quienes tienen la capacidad económica para invertir grandes cantidades— y coleccionistas, sobre todo porque en el país aún hay una gran oportunidad para crecer este mercado.

Al ser un mercado muy importante para las empresas que son dueñas y que distribuyen estas marcas obviamente le dan prioridad a México y empiezan a traerse estas botellas raras. Entonces, por un lado tienes la ventaja de que no hay tanta gente que conoce de este tema y la otra es que tienes una buena oferta, solo es cuestión de conseguir las botellas al precio correcto y venderlas en los mercados que está más desarrollado este tema.

En México el mercado de colección de single malt apenas representa el 2% mientras que en Estados Unidos representa el 25% y en Taiwán el porcentaje supera el 50%. México tiene todo el potencial para crecer.

Apenas hace dos meses la casa de subastas Morton vendió una botella de más de medio millón de pesos y el año pasado la empresa de bebidas Edrington, dueña de la marca de whisky Macallan, vendió una botella de Macallan 72 años en 1.4 millones de pesos cuyo precio puede alcanzar los 3 millones de pesos en el mercado de colecciones.

El mejor momento para invertir en ‘oro líquido’

Incluso en tiempos de crisis, el whisky sigue siendo uno de los pocos productos que se mantiene al alza en medio de la recesión económica por el Covid-19, ya que desde los inicios de la pandemia al cierre de abril, se ha registrado un aumento del 16% promedio del valor de martillo (precio pagado en subastas) al completar pujas referentes al destilado.

Otro factor es el cierre de los Whisky Bars, que para sobrevivir a la crisis se están deshaciendo de piezas interesantes para coleccionistas.  

Incluso en México existe una sociedad de 20 personas llamada the Secret Whisky Society que está pensando en realizar un fondo para comprar whisky.

Se que este tema, sale de las manos de muchos de nosotros. Pero no deja de ser interesante.