Los Hotcakes de Aunt Jemima cambiarán de imagen, pues su actual logo es racista

Hay días muy particulares en el que despierto con antojo de hot cakes. Tipicamente me levantaba, tomaba la caja con la mezcla, le agregaba el huevito lechita y la mantequilla… cocinaba esos esponjosos panecillos con olor a vainilla. Terminaba y recogía… todo es tan mecánico que no me daba cuenta de lo poco saludable que eran y además del contenido estereotipo racista frente a mi.

Tan normalizada está la imagen de Aunt Jemima, esa mujer afrodescendiente y sonriente en la caja de hot cakes, que no tomamos en cuenta el contexto histórico detrás.

Pero ahora, las protestas contra el racismo en Estados Unidos, iniciadas luego de que policías asesinaron a George Floyd y el video se hizo viral, han vuelto a poner el tema sobre la mesa.

PepsiCo, la empresa que ahora posee la marca de Aunt Jemima, decidió que cambiará la imagen y después cambiará el nombre, informaron medios estadounidenses como AdWeek y USA Today.

“Reconocemos que los orígenes de Aunt Jemima están basados en estereotipos raciales“, dijo Kristin Kroepfl, vicepresidenta y presidenta de marketing de Quaker Foods North America en un comunicado.

La empresa también anunció que volverá a revisar el contenido de sus marcas para “garantizar que reflejan nuestros valores y cumplen con las expectativas de los consumidores”.

LA HISTORIA DE AUNT JEMIMA

La mezcla para hacer hot cakes nació hace 131 años, en 1889, y al año siguiente se tomó como modelo a la activista, cocinera y narradora Nancy Green, quien se convirtió en la primera imagen de la marca.

Nancy Green fue una mujer afrodescendiente nacida como esclava en Kentucky, Estados Unidos.

En 1893 se presentó la mezcla para preparar hot cakes en la Feria Mundial de Chicago, es decir, el mundo conoció a la Tía Jemima.

Primera imagen de Aunt Jemima. Foto: Wikimedia Commons

En 1926, la empresa Quaker Oats compró la marca de Aunt Jemima y la hizo crecer. Con el tiempo, la imagen del logo fue transformándose y adaptándose, pero siempre ha sido una mujer afrodescendiente.Anuncio de Aunt Jemima de 1909. Foto: Wikimedia Commons

Hoy, la marca, además de la mezcla para hot cakes, tiene muchísimos otros productos (que sí se venden en México), como mezcla para hacer waffles, jarabe de maple y harinas para hacer pasteles de elote.

En 2001, PepsiCo adquirió Quaker Oats, por eso Aunt Jemima forma parte de su cartera de marcas.

¿POR QUÉ LA IMAGEN DE AUNT JEMIMA ES RACISTA?

Aunque el logo actual no tiene los rasgos distintivos, sí nació del racismo.

En la cultura existe el “arquetipo Mammy”, que es un estereotipo de las mujeres afrodescendientes del sur de Estados Unidos que cuidaban a las familias blancas.

En realidad, decir que “cuidaban” es sólo otra forma de disfrazar que estas mujeres eran esclavas de las familias blancas y a menudo eran vendidas entre familias.

Se encargaban de las labores domésticas y crianza de niños y niñas. A estas mujeres se les suele representar como serviles y protectoras de los intereses de sus esclavistas, aún a costa de sus propias familias.

Publicidad de Aunt Jemima de 1951. Foto: Wikimedia Commons

Así, la propietaria de la marca terminará con su icónico personaje, que siempre ha sido criticado por el trasfondo racista que implica. Aunt Jemima se trata de una marca con más de 130 años de antigüedad, en su caja se representa a una mujer negra, pero no cualquiera, pues se trata de un personaje de los llamados “minístrelo shows”.

Estos shows consistían en actores blancos llevando a cabo una de las prácticas racistas más criticadas de la historia, el “black face”, es decir, que quienes no pertenecían a la raza negra se pintaran la cara para interpretar a un personaje de ascendencia africana.

Además, la célebre “Aunt Jemima” representa el clásico estereotipo de personas afrodescendientes al servicio de una familia blanca, algo muy extendido en el sur de Estados Unidos antes y después de la llamada Guerra de Secesión o guerra civil de EU.

Tras las protestas por el asesinato, a manos de policías blancos, del afroamericano George Floyd, a quien acusaron de pagar con un presunto billete falso de 20 dólares en una tienda, los manifestantes llamaron al boicot de la popular marca.

Kroepfl mencionó que las marcas deben garantizar que se reflejen los valores de la compañía, que busca avanzar hacia la igualdad racial.

Será durante el cuarto trimestre de 2020 que la renovación de imagen de la marca esté lista y pueda ser vista en los anaqueles de supermercados del mundo.

¿Realmente el logo Aunt Jemima es de una activista?

Parte de las discusión es el como ciertas imagenes se podrían perder derivado de esta nueva revisión por estereotipos racistas. En caso de Aunt Jemima se relaciona con Ethel Harper , cantante y actriz, usó el pañuelo de cuadros rojos y blancos durante tres años a mediados de la década de 1950, interpretando a la tía Jemima en ferias, festivales y eventos de recaudación de fondos de caridad en una campaña promocional de Quaker Oats.

Harper, una intérprete consumada y una figura cívica distinguida, se sintió degradada por la representación de «mami», un trabajo que tomó por «absoluta necesidad», dijo su pastor a The Star-Ledger después de su muerte en 1979 a los 75 años.

«La tía Jemima es ese tipo de estereotipo que se basa en esta idea de inferioridad negra».

La cantante KIRBY reacciona a la tía Jemima:

Harper se mudó a Morristown después de su carrera en el mundo del espectáculo. Fue venerada por su trabajo con las Girl Scouts, como la primera directora de campo negro del Consejo del Área de Morris, y por organizar programas de nutrición y entretenimiento en el complejo de personas mayores de Wetmore Towers donde vivía, según los obituarios.

También abrió nuevos caminos al enseñar historia negra en escuelas parroquiales y privadas, y moderó un programa de radio llamado Youth Speaks Out; Age Speaks Out – ¿Estás escuchando?

“No puedes enseñar lo que no has aprendido más de lo que puedes volver de donde no has estado”, le gustaba decir.

Harper ganó muchos premios cívicos y fue incluido en The World Who’s Who of Women and Notable Americans .

DE ALABAMA AL APOLO

Huérfana en Alabama cuando tenía 9 años, Harper fue criada por un hermano mayor. Después de graduarse de la universidad, pasó una docena de años como maestra en Birmingham. A los 30 años compró un billete de autobús a Nueva York. Le cambió la vida.

Harper ganó una competencia de hora amateur en el Teatro Apollo. Eso le valió un papel en Hot Mikado .

Ethel Harper, arriba, con los Ginger Snaps. Foto de los documentos de Ethel Earnestine Harper, 1905-1981, cortesía del Centro de Historia y Genealogía del Norte de Jersey de la Biblioteca de Morristown y Morris Township.

Harper actuaría en Broadway y en Europa. Apareció en Harlem Cavalcade de Ed Sullivan y cantó en clubes nocturnos. De gira con The Negro Follies y cantando con Three Ginger Snaps, fue especialmente popular en Italia.

Entre sus amigas estaban Josephine Baker y Edith Wilson , la primera actriz en interpretar a la tía Jemima, según los archivos de Harper en Morristown & Township Library.

La comunicación es la clave para mejorar las relaciones raciales, creía Harper.

Mientras se preparaba para enseñar un curso de historia afroamericana en una escuela para adultos de Morristown en 1966, expresó su esperanza de que la ciudad pudiera evitar los disturbios raciales que azotaban el país.

«Digo que hagamos algo al respecto antes de que empiecen a suceder», dijo Harper a The Daily Record.

Ella nunca dejó de intentarlo.

«Mi idea es trabajar hasta el día de mi muerte», dijo Harper a un entrevistador. “La jubilación para algunos es una época de tristeza y desesperación. Pero mientras Dios me haya dado una voz, la usaré para hacer de este un mundo mejor «.

Ethel Harper actuando. Foto de los documentos de Ethel Earnestine Harper, 1905-1981, cortesía del Centro de Historia y Genealogía del Norte de Jersey de la Biblioteca de Morristown y Morris Township.